TEMAS

• Eficiencia energética.

Por: Germán Giraldo Montoya.

La energía es uno de los mayores costos operativos en los procesos de fabricación, ya que representa hasta el 20% de los costos operativos totales. El ahorro de energía está directamente relacionado con el ahorro de dinero, y en cualquier sector industrial, los costos operativos influyen fuertemente en las grandes decisiones sobre los procesos de fabricación, producción y mantenimiento.

 

Dado que el consumo de energía contribuye en gran medida a los costos operativos, las empresas deben enfocarse en aprovechar las tecnologías que ayudan a optimizar la eficiencia energética mientras realizan sus operaciones centrales.

Una de las mejores formas de promover la eficiencia energética en la fabricación es monitorear cómo se está usando esa energía.  El monitoreo manual es posible, pero no tan eficiente como la introducción de I²oT en el lugar de trabajo.

Muchas plantas industriales no cuentan con la tecnología para rastrear y medir el uso de energía. Además de eso, la información sobre la producción y el consumo de energía de una planta no son

visibles en tiempo real, no se consolidan en un solo lugar y no se presentan en un nivel lo suficientemente detallado como para reflejar cómo los cambios en el comportamiento afectan el uso de energía.

 

El Internet industrial las cosas al operar en las máquinas con varios tipos de sensores, puede extraer conclusiones de datos combinados, que no pueden extraerse de datos aislados. Esta información en tiempo real, además del análisis, permite acciones para que el experto adecuado, ya sea el gerente de la fábrica o un especialista en energía, pueda ver los datos proporcionados y responder.

 

Para desarrollar una estrategia clara e impulsar un comportamiento de ahorro de energía, los gerentes deben aumentar las capacidades de monitoreo y estos datos deben coordinarse en un solo sistema o plataforma.

El Internet Industrial de las cosas ofrece una mayor visibilidad pues crea en cualquier sitio, interconexiones entre equipos, instalaciones, personal y procesos. Los sensores se pueden colocar en cualquier activo para permitir que una empresa recopile datos de todas las máquinas interconectadas. Cada uno de estos se conecta a una red compartida y segura para dar una imagen operativa tridimensional de toda la instalación. Estos sensores miden y controlan una variedad de funciones, como el uso de iluminación, temperatura, humedad y niveles de actividad en cada activo de la instalación, rastreando el rendimiento energético, controlando las fugas y señalando cualquier situación de funcionamiento deficiente, brindando la información suficiente y correcta para que un experto o el administrador del sitio tome la mejor decisión y alcanzar los objetivos propuestos de eficiencia energética.

Una visión general mejorada de cómo funcionan los sistemas permite a los fabricantes evitar situaciones potencialmente peligrosas. Una de las formas en que esto se puede lograr es un modelo de mantenimiento predictivo. A medida que los datos se recopilan de cada una de las máquinas, se analizan y producen información útil sobre las posibles condiciones de falla del equipo antes de que ocurran, por ejemplo, sobre calentamiento.

El monitoreo continuo de la producción de energía permitirá a una empresa determinar cuándo un activo  debe estar encendido y en funcionamiento y cuándo puede apagarse y conservar energía. Por ejemplo, el exceso de calor es solo un indicador de desperdicio. Si una máquina está funcionando a una temperatura más alta que la línea base óptima, se puede rectificar inmediatamente antes de que se produzca un desperdicio excesivo de energía. Además, el exceso de calor también puede ser un indicador de falla dentro de una de las máquinas y significa que se puede realizar el mantenimiento antes de que la máquina se descomponga.

Con I²oT, puede realizarse análisis de ingeniería con los datos en tiempo real, de sistemas remotos, motores y otros equipos más grandes que consumen energía.

 

Un sistema de monitoreo basado en I²oT ofrece advertencias tempranas de problemas de vibración y temperatura del motor eléctrico. El monitoreo de la condición ahorra tiempo de paradas imprevistas de producción. Y se puede evitar el estrés innecesario de realizar reparaciones urgentes.

Además, un sistema I²oT diseñado adecuadamente no solo puede rastrear el consumo de energía en los puntos de distribución en el sitio, sino que, con la ayuda de medidores inteligentes, puede rastrear el consumo de energía desde su origen hasta el punto de consumo. Además, puede ayudar a predecir fugas o caídas de voltaje en los nodos, si ocurre alguna.

El objetivo final de la fábrica inteligente es generar una auditoria energética en tiempo real, que los sistemas tradicionales de monitoreo de energía no pueden proporcionar. El monitoreo de energía I²oT puede resolver muchos problemas que son fundamentales para ayudar   en programas y esfuerzos reales de conservación de energía. Eso no solo ahorra dinero, sino que allana el camino para una verdadera implementación de Industria 4.0. Si administra una fábrica y busca reducir los costos de energía, entonces merece la pena echar un vistazo más de cerca a I²oT.

 

Es un desafío para las organizaciones descifrar e identificar aquellas tecnologías que son aplicables a sus necesidades y pueden ofrecer un retorno positivo inmediato de la inversión.

Usted no puede estar en todas partes en todo momento, ni puede monitorear cada aspecto de su espacio de trabajo para asegurarse de que esté funcionando con toda su eficiencia.

Ahí es donde entra en juego I²oT:

Los avances tecnológicos modernos hacen posible que una computadora u otro dispositivo inteligente realice un seguimiento de todo, se asegure de que esté funcionando correctamente y de la mejor manera. Y con ese tipo de ayuda, su empresa también estará en su mejor momento.