TEMAS

¿Qué es la internet industrial de las cosas ó IIoT ?

Por: Germán Giraldo Montoya.

La Internet se ha convertido en una parte esencial de nuestras vidas y se está volviendo rápidamente parte integral de la fabricación competitiva.


La Internet de las cosas (IoT), ha crecido a partir del deseo de juntar y conectar todos nuestros dispositivos inteligentes. En la fábrica, esto significa conectar activos -cosas- máquinas y automatizarlas a través de una instalación a una única plataforma o infraestructura digital. A esto lo llamamos Internet industrial de las cosas (IIoT).


¿QUÉ ES INTERNET INDUSTRIAL DE LAS COSAS O «IIoT»?


El enfoque histórico de la fabricación ha sido un modelo de “trabaje la máquina hasta que se dañe o pare para hacerle mantenimiento -porque el programa de mantenimiento preventivo así lo determina- a costa de producción”, ya que las fallas mecánicas han sido imposibles de predecir con precisión desde cuando inician su deterioro; hasta ahora …

Los sensores modernos y el software de computación permiten a los fabricantes analizar los datos capturados de las máquinas para detectar las fallas mecánicas nacientes. Las máquinas, la automatización y otros activos en una fábrica se pueden conectar a una plataforma IIoT para maximizar la escala y la inteligencia digital. Estos datos pueden almacenarse en línea en bancos de datos digitales, como la Nube. 

Los “activos inteligentes” se definen como sensores, controladores, software de aplicación y componentes de seguridad con capacidad de procesamiento e inteligencia incorporada, capacidades de autodiagnóstico, conectividad y soporte para análisis. 


Los activos inteligentes y los dispositivos periféricos envían información directamente a las infraestructuras de comunicaciones de datos como la nube, donde se convierte en información procesable sobre la efectividad general del equipo. 


Por ejemplo: ahora no es ridículo desplegar sensores en la fábrica que controlen el contenido de partículas, la humedad, la temperatura, la presión barométrica, etc., y usted puede alimentar esos conocimientos directamente a un sistema de control ambiental. Este sistema asegurará que el aire de la fábrica esté siempre limpio, la humedad, temperatura y presión adecuadas para que obtenga el máximo rendimiento de su línea de fabricación «.

El mantenimiento predictivo es sólo una posibilidad, entre muchas, con las fábricas conectadas a IIoT. Las variaciones encontradas a través de la analítica pueden incluso conducir al descubrimiento de problemas que previamente han pasado desapercibidos.

Los datos recopilados a lo largo del tiempo se pueden combinar para encontrar patrones que indiquen fallas mayores o limitaciones del proceso. Estos patrones también se pueden usar para analizar cómo un trabajador humano o un robot realiza una tarea. Sin embargo, cada fábrica y planta es única en sus requisitos de aplicación. Esto significa que las arquitecturas de la plataforma IIoT pueden variar significativamente entre instalaciones con diferentes procesos.


Se trata de lo que se quiere medir y de lo que se quiere ver: Si sabemos lo que significan los datos y de dónde provienen, entonces podemos mejorar el proceso, ya sea una máquina, mantenimiento o cualquier otra cosa.


Mejor dicho, los operadores de planta, los ingenieros y gerentes de procesos y equipos pueden  monitorear los datos entrantes de los sensores ubicados en las máquinas o cercanos, a través de una HMI (interface hombre-máquina) en la fábrica, computadoras en el sitio e incluso dispositivos móviles como teléfonos inteligentes y tabletas. Además, los empleados pueden dominar las interfaces de la plataforma IIoT sin un mayor conocimiento técnico o una amplia capacitación. La información puede entonces ser institucionalizada, manteniendo el conocimiento crítico dentro de la fuerza laboral a pesar de los cambios en los rostros, las habilidades y los niveles de experiencia. Esto incluso podría incluir consejos y trucos útiles de expertos externos. 

Los sensores se volverán muy comunes, pero la clave para dominar la tecnología no está en la  recopilación de datos en sí, sino en cómo un fabricante obtiene –  analiza- información de esos datos.


Con las cosas conectadas a la nube y los datos cada vez más baratos, podemos escalar de una manera que no habíamos visto antes: No sólo podemos tener un sistema conectado en una fábrica, sino en todas las fábricas.